Tratamientos de Micro-Dermoabrasión: Objetivos a Conseguir

Tratamientos de micro-dermoabrasión: objetivos a conseguir

Tratamientos de micro-dermoabrasión: objetivos a conseguir

Microdermo 5

La belleza es relativa, pero siempre se pueden mejorar aquellos aspectos que no nos hacen sentir tan bellos. Es por eso que si quieres aprovechar el otoño, puedes realizarte un tratamiento de micro-dermoabrasión, uno de los más pedidos del momento gracias a sus múltiples beneficios. Hoy te contaremos algunos de los objetivos a conseguir y que lo hacen tan popular.

MICRODERMOABRASION: QUE ES

La micro-dermoabrasión es una técnica cosmética que resulta ideal para mantener la piel mucho más joven y suave. Es un tratamiento perfecto para las personas que buscan los resultados de un peeling tradicional, pero que no quieren perder ni un minuto de su rutina en la recuperación, principalmente porque es mucho menos agresivo y no demasiado invasivo.

La técnica es muy sencilla, ya que consiste en eliminar las células muertas de la capa externa de la piel, generando de esta forma que se produzca la regeneración celular, que el colágeno se forje y que, por lo tanto, se fomente la elasticidad de la piel.

Microdermo 2

La gran diferencia entre la micro-dermoabrasión y otros tratamientos similares es que es mucho menos agresiva, ya que utiliza punta de diamante para generar menos dolor al aplicar la técnica incluso de forma muy profunda. La realización de una micro-dermoabrasión es de una vez cada 10/15 días, dependiendo lo que quieras lograr con el tratamiento, pero en general toma hasta seis sesiones conseguir los resultados deseados.

¿Qué se quiere conseguir con este tratamiento de belleza?

La micro-dermoabrasión es el tratamiento perfecto para lograr una mejora considerable en la piel:

  • Elimina impurezas.
  • Atenúa arrugas profundas y superficiales.
  • Mitiga las cicatrices.
  • Genera regeneración celular.
  • Incrementa el colágeno y elasticidad de la piel.
  • Mejora y dilata los poros para poder extraer los puntos negros y blancos.
  • Ayuda a hacer invisibles las cicatrices de acné y estrías.
  • Disminuye las líneas de expresión.
  • Reduce la hiperpigmentación.
  • Aumenta la circulación de la sangre.

Por supuesto que una de las ventajas principales de esta técnica es que podrás volver a casa o al trabajo sin tener demasiado daño o enrojecimiento, por lo que no requiere de un periodo de recuperación.

Sin embargo, es importante mencionar que por lo profundo de la terapia, se debe realizar cada sesión con intervalos de entre 10 y 15 días, teniendo en cuenta el tipo de piel y lo que sientas tú como paciente.

IMPORTANCIA DEL CUIDADO DE LA PIEL

Para lograr los máximos beneficios de una micro-dermoabrasión es importante que acudas a un especialista acreditado y con experiencia para que te lo realice. Muchas veces hay personas que realizan esta terapia, pero en realidad no están preparadas para el cuidado de la piel, lo que genera resultados deficientes o nulos.

Una vez estés en el consultorio del especialista, deben acordar cuáles son los objetivos que quieres alcanzar con este tratamiento, para así lograr un buen entendimiento entre ustedes y una preparación adecuada de la piel previo a las sesiones.

Es así que el especialista te recomendará cremas especiales para que utilices hasta 48 horas previo a las sesiones de micro-dermoabrasión, lo cual es un paso esencial para el éxito del tratamiento. También es importante que sepas que luego de someterte a esta terapia no debes exponerte al sol sin protector solar del factor que te recomiende el especialista.

No te sometas a la micro-dermoabrasión si…

  • Si no es en la cara, el pecho, los codos y rodillas, la espalda, el cuello, los brazos, los antebrazos y las manos.
  • Si tienes cualquier variedad de herpes.
  • Si estás consumiendo antiinflamatorios, a modo de tratamiento.
  • Si padeces cualquier grado de erupción cutánea, que pueda suponer un impedimento seguro con el tratamiento de micro-dermoabrasión.
  • Si padeces de verrugas en alguna zona en la que vas a aplicarte el tratamiento.
  • Si sufres de venitas rojas y la enfermedad de rosácea.

De igual forma, si has comenzado la terapia, mantén al día a tu especialista para que sepa cómo se siente tu piel entre sesiones.

Los resultados más grandes se ven con el paso del tiempo, pero dependen de un trabajo de quien te lo suministre y de ti mismo y los cuidados que realices, pero en caso de no notar que los objetivos se han cumplido, no concurras a más sesiones que las recomendadas, ya que puedes dañar tu piel.