Prepara tu Piel para los Tratamientos que Te Esperan

Prepara tu piel para los tratamientos que te esperan

Prepara tu piel para los tratamientos que te esperan

preparar-piel-para-tratamiento

Si eres de aquellas personas que tenías reservado una sesión para realizarte un tratamiento en la piel en algunos de nuestros centros de Clínicas Laser Fusion, y has quedado a la espera del mismo dadas las actuales condiciones de aislamiento social ante el Covid-19, entonces es importante que tengas en cuenta esta serie de cuidados que puedes llevar a cabo en casa, así irás preparando tu piel para los tratamientos que te esperan.

Tal vez pienses que tu piel ya no da para más y necesitas con urgencia un tratamiento revitalizador. No desesperes, existen una serie de cuidados que puedes llevar a cabo en casa y que ayudarán a hacer la diferencia en tu salud dermatológica. Si pensabas que tu piel ya estaba perdida, toma nota y prepara tu piel para los tratamientos que te esperan.

La base de un buen cuidado de la piel son las rutinas diarias de limpieza e hidratación. Para esto se requiere constancia, dedicar un par de minutos todos los días al cuidado de tu piel. Además influencia la utilización de productos de calidad y la manera en que se lo aplica.

EMPIEZA POR UNA BUENA LIMPIEZA DE LA PIEL

En nuestro cutis, permanecen restos de suciedades propios del maquillaje o la polución, que pueden parecer imperceptibles a nuestros ojos.

limpieza-rostro

Un simple lavado con agua no alcanza para retirar estas suciedades que permanecen adheridas en lo profundo de nuestra piel.

Si la piel no se encuentra limpia, entonces será más difícil que los otros productos de cuidado que coloquemos puedan ser bien absorbidos, así como también el maquillaje.

Esto traerá como consecuencia que tu tratamiento para la piel no será tan exitoso como quieres que sea.

Entonces, una buena limpieza es la base de todo buen cuidado para la piel. Debes procurar realizar esta limpieza por la noche antes de dormir, así como también por las mañanas al despertar.

Pero, ¿qué producto de limpieza es el indicado? Las más comunes son las aguas micelares, aunque también suelen utilizarse aceites, o productos a base de leche para desmaquillar.

Estos son recomendables para pieles secas, mientras que para pieles grasas son mejores las espumas o geles. Otro producto bien conocido en el mundo del cuidado de la piel es el aloe vera. Un limpiador a base de este producto puede resultar muy nutritivo.

Existen diferentes productos, marcas y ofertas en el mercado que puedes adquirirlos a través de la compra online. Es cierto que debes prestar atención a la relación precio calidad, ya que lo barato sale caro.

Algunas personas prueban distintas marcas de un mismo producto hasta encontrar el indicado con su piel.

Finalmente como último consejo de limpieza, al realizarla no olvides prestar atención también a las partes más olvidadas, como las comisuras en la nariz, el cuello, el mentón, escote y en los contornos de los ojos.

HIDRATACION: EL SEGUNDO PASO PARA CUIDAR TU PIEL

El segundo cuidado que debes tener en cuenta es el de la hidratación. Nuestro consejo es que realices la hidratación dos veces al día, diferenciando entre el producto matutino, que debe tratarse de un humectante que nos proteja del sol y la polución, y el de la noche, que debe dedicarse a regenerar y reparar.

hidratacion-rostro

USO DE MASCARILLA Y EXFOLIACION

Desde los 30 años de edad vamos notando diferencias en la fortaleza de nuestra piel y por eso, es importante que comiences a utilizar un exfoliante en promedio una vez por semana, aunque las pieles más grasas requerirán de más, y las secas tal vez de menos veces.

El cometido de la exfoliación es eliminar todas las células muertas, lo que permite que todo tratamiento posterior que hagamos penetre con mayor facilidad y sea más efectivo. Además, ilumina la piel.

Por otra parte, después de nuestro tratamiento exfoliante, podemos aplicar una mascarilla con la función que elijas. Puedes optar por una mascarilla hidratante, exfoliante, limpiadora, reafirmante, o por ejemplo, iluminadora.

Existen otros productos más específicos en el mercado, como por ejemplo hidratantes para contornos de ojos, ya que esta zona es sensible y requiere de productos sin perfumes. Así como también lociones para aplicarse después de la limpieza, o previo al maquillaje.

Lo importante es que partas de los cuidados más esenciales, de esta forma prepara tu piel para los tratamientos que te esperan con nosotros.