Citologías

CITOLOGIA GINECOLÓGICA

¿Qué es la CITOLOGÍA?


Una citología en ginecología no es más que una prueba sencilla para visualizar el interior del aparato reproductor femenino, en concreto, la zona del cuello uterino y la vagina.

Se trata de una prueba indolora, en la que a través de un bastoncillo se toman células del interior de la vagina, y se analizan en el laboratorio al microscopio, una vez coloreadas.

También recibe el nombre de citología cervical, test de Papanicolau o Pap Test, y los resultados resumen el estado interno de la mujer.


Ginecología

¿CÓMO SE REALIZA LA CITOLOGÍA?

La mujer debe estar relajada y en posición tumbada en una camilla ginecológica, donde se recogerá la muestra requerida.

La situación ideal para realizar una citología es que la vagina se encuentre lo más limpia posible, sin tratamientos de óvulos vaginales, sin haber usado tampones en los días previos, y a ser posible, una vez que el periodo ha pasado.

Se realizan tres tomas de células, tanto en la zona más profunda o fondo vaginal, en la zona exocervical o de transformación del cerviz, y en el canal cervical, también llamada zona endocervical.

No existe riesgo ninguno en esta prueba, se trata de un proceso habitual en todas las revisiones ginecológicas que las mujeres suelen hacerse al menos una vez al año.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CITOLOGÍA?

Una citología no es más que el análisis de unas células que se han tomado en el momento de la prueba, en ese sentido, se podrán analizar tres factores:

  • Realizar un diagnóstico hormonal, según sean las células analizadas en forma y tamaño, como por ejemplo en la menopausia, que es habitual la atrofia vaginal.
  • Analizar si existe algún tipo de infección vaginal, como la candidiasis o la flora mixta.
  • Clarificar si existen alteraciones morfológicas de las células uterinas, por ejemplo, si se tienen células alteradas por el virus del papiloma humano o VPH, que en ciertas ocasiones son precursoras de afecciones más graves que habría que analizar con detalle, como las displasias uterinas en sus diferentes grados.

En ciertas ocasiones, la citología es una prueba que indica que el estado del aparato reproductor femenino es normal, y en caso de ver algún factor alterado, la misma prueba indicaría si existe la necesidad de realizar otras pruebas que analicen con más profundidad el útero o el cuello uterino, como la colposcopia o una biopsia.