RADIOFRECUENCIA – ESTETICA

RADIOFRECUENCIA

Radiofrecuencia Indiba


TRATAMIENTO PARA LA REAFIRMACIÓN CUTÁNEA
Con la Radiofrecuencia de Indiba producimos un aumento de la temperatura local en los tejidos mediante el paso de ondas de radiofrecuencia (diatermia), aumentando el flujo sanguíneo e induciendo una serie de efectos biológicos beneficiosos en el campo médico estético.
¿QUÉ ES LA RADIOFRECUENCIA DE INDIBA? ¿CÓMO FUNCIONA?
Utilizamos el equipo médico INDIBA Deep beauty, que nos proporciona una corriente de energía electromagnética, a una frecuencia precisa de 448 kHz, capaz de generar una respuesta a nivel celular gracias al movimiento de iones a través de su membrana, recuperando sus funciones fisiológicas naturales, que se traducen en varios efectos biológicos:

• BIOESTIMULACIÓN (EFECTO TÉRMICO): activación metabólica celular, con activación de los fibroblastos y formación de nuevo colágeno (neocolagenosis).
• MICROCIRCULACIÓN (EFECTO TÉRMICO): efecto vasodilatador incrementando el flujo sanguíneo, aumentando la oxigenación de los tejidos y favoreciendo el drenaje.
• HIPERACTIVACIÓN (EFECTO HIPERTÉRMICO): aumenta el metabolismo celular, estimulando el efecto lipolítico y detoxificante.
Gracias a estos efectos de estimulación de síntesis de nuevo colágeno, elastina y reducción del tejido adiposo, podemos utilizar el equipo INDIBA Deep beauty para tratamientos de:
• REAFIRMACIÓN CUTÁNEA: A nivel facial se busca obtener una retracción de la piel mejorando el óvalo facial y disminuyendo la laxitud de los tejidos.
• REMODELACIÓN CORPORAL: Reducción de volumen por efecto lipolítico y drenante (abdomen, muslos, glúteos. Reafirmación de brazos y pecho.
• REDUCCIÓN DE CELULITIS: mejorando todos los tipos de celulitis (edematosa, fibrosa, adiposa, mixta).
• RECUPERACIÓN POSQUIRÚRGICA: Mejorando el drenaje de heridas quirúrgicas y acelerando la cicatrización.
• RECUPERACIÓN POSTRATAMIENTOS MÉDICO ESTÉTICOS: Mejorando y acelerando la recuperación tras tratamientos médico estéticos con gran componente inflamatorio (Láser fraccionado, ablativo, colorante pulsado…).

Los resultados empiezan a ser más visibles a partir de la 4ª semana, siendo óptimos a partir del 3er mes. Los tratamientos con radiofrecuencia tienen un efecto acumulativo, con lo que se crean protocolos con un número variable de sesiones (entre 6 y 10 sesiones como tratamiento de inicio).
Comenzamos con sesiones semanales (o incluso a días alternos, según necesidades y disponibilidad del paciente) hasta cumplimentar 4 a 6, y después una cada dos semanas.